Contáctame al +569 620 700 11 paulamktg@gmail.com

A no construir desde las carencias

grnade

A no construir desde las carencias

Hola a todos ¡!!! Hoy quiero compartir con ustedes un tema que hace un par de meses, ha sido reiterativo en mi consulta. Creo que es importante de compartir porque muchas mujeres viven el día a día respecto de sus relaciones de pareja y de familia, sin hacer los análisis conscientes de aquello.

“Sabemos que somos la consecuencia de nuestras experiencias de vida…”

A lo largo de nuestra vida y desde que nacemos, vamos entendiendo que nuestro gran objetivo en la vida es trabajar para formar una familia y eso está muy bien, porque claramente en esencia el universo nos envía como hombres y mujeres, con capacidad de formar pareja permanente, amar, procrear y ser felices. Eso está muy bien, pero el problema radica en COMO Y DESDE DONDE PARTIMOS PARA CONSTRUIR AQUELLO. Muchas de nosotras, por circunstancias de vida no nos hemos criado en estructuras formales de familia, es decir con un papá y una mamá presentes en forma permanente. Todos sabemos los porcentajes de separaciones, nulidades, divorcios o solo convivencias que hoy por hoy tenemos en nuestro país y de alguna manera nos llevan a vivir estructuras atípicas pero no menos válidas, y así vamos creciendo sin entender que es y cómo se forma y mantiene una pareja.

... luego, cuando crecemos …

Familia perfecta ¿?

Queremos obtener esa foto perfecta, donde están la imagen de la mamá, el papá, tres niños, una linda casa en la parte de atrás de la foto, la 4×4 y por supuesto el perro color beige de la familia, sin saber demasiado cómo y cuánto cuesta obtener esa foto. Al fin, cuando la logramos obtener, muchas veces NO sentimos que hemos obtenido la verdadera felicidad.

Una de las razones, y creo que la más recurrente, es que partimos con muy poca información respecto a lo que es una pareja. Entender que estar en pareja implica un trabajo diario de ambas parte y una opción diaria. Y que ni un anillo en el dedo, ni una libreta de familia, ni 4 hermosos hijos harán que encontremos la felicidad y sigamos juntos para toda la vida. Claramente si partimos construyendo desde las carencias lo más probable es que nos equivoquemos. Por ello, debemos tener conciencia de nuestras carencias antes de comenzar a construir en pareja.

NO BUSQUEMOS UN PADRE O UNA MADRE EN NUESTRA PAREJA, ya sea porque he tenido un padre o madre maravilloso(a) y quiero homologar a mi pareja con él o ella…. o tal vez porque he tenido la carencia de uno permanente en mi vida. Nuestra pareja no puede ser un segundo padre o madre o el que no tuve.

Caminemos uno al lado de otro no detrás del otro. Recordemos que el estar en pareja es un trabajo diario, una opción recíproca diaria.
  •  No le pidamos lo que le pediríamos a un padre o a una madre, no lo tratemos como trataríamos a uno de ellos, ni nos enojemos si no se comporta como lo haría un padre. Entendamos las diferencias, no construyamos desde las carencias.
  •  En el caso de las mujeres, no busquemos como esencia que nos protejan como lo haría un padre, esforcémonos en construir el apoyo de un par, donde un día nos apoyaran a nosotras y otro día deberemos ser nosotras las que apoyemos.
  •  No esperemos que sea el macho proveedor, como sería un padre, nosotras somos tan capaces como ellos y podemos tener y mantener nuestra independencia, eso nos hará más seguras y felices.
  •  No entendamos que por estar en pareja, debo pedir permiso para disfrutar de mi metro cuadrado con mis amistades o conmigo misma … no es un papá al que debemos pedirle un permiso … el amor de pareja se basa también en el respeto del metro cuadrado del otro y la libertad de espacios.

El entender que mi pareja debe ser ese partner con el cual debemos contar siempre recíprocamente

Pensemos un minuto: ¿Por qué cuando conocimos a nuestra pareja y luego de un tiempo de pololeo LO CONSIDERAMOS COMO NUESTRO MEJOR AMIGO?. Era ese partner al cual llamábamos primero si nos pasaba algo bueno o algo malo. Queríamos compartir con el todo lo que nos pasaba. Era con el que podíamos contar cuando necesitábamos algo con urgencia… era nuestra oreja cuando necesitábamos compartir algún secreto. Preferíamos mil veces estar con él a compartir con nuestro grupo de inseparables amigas ¡!!Casi al punto de escuchar más de alguna vez : pucha amiga ¡! Ya ni te vemos desde que estas con pepito ¡!

Y luego de un tiempo, cuando finalmente decidimos compartir nuestra vida con él o ella, vivir juntos o tomar la decisión de casarnos, casi mágicamente ya no es nuestro mejor amigo.

Se convierte en nuestro marido o en una esposa ¡!!! Y encasillamos a ese personaje en lo que entendemos por jefe de familia…o mater familia… tal vez un padre… tal vez la madre…un proveedor … un protector …. Una cocinera… una enfermera…una profesora para los posibles hijos. Ojo, que con esto no estoy diciendo que no debe cumplir cada uno con este tipo de tareas … lo que digo es que miremos donde quedo ese partner para conseguir caminar junto al otro , no detrás ni delante.

No permitamos el olvido de esos momentos sublimes que hicieron que nuestro corazón latiera fuerte al verlo (a), y las razones porque decidimos compartir con el nuestra vida. Antes de ser marido es tu amigo, antes de ser madre es tu compañera y amante.
NO CONTRUYAMOS DESDE NUESTRAS CARENCIAS ¡!! VAMOS A VIVIR EN PLENITUD ¡!!!

Acerca del autor ...

Please specify image url

Paula Rodriguez F.

Coaching de pareja